En el nombre de Allah el clemente y misericordioso

Assalamo 3alaykom wa rahmato Allahi wa barakatoho

Bienvenidos a Conociendo El Islam y Musulmanes,
este blog esta hecho con el proposito de difundir el mensaje del Islam, para que la gente conozca y entienda más de esta hermosa religión.

Astágfirullah si cometemos algun error en las publicaciones, esperamos que sea de su agrado y que este granito de arena sirva para despejar algunas de sus dudas.


Bienvenidos sean todos!


El equipo de Conociendo el Islam y Musulmanes



¿ Y TÚ CUAL PREFIERES?

¿ Y TÚ CUAL  PREFIERES?
El Mensajero de Dios (P y B) dijo: “Ciertamente cada religión tiene una característica en particular y la característica del Islam es la Haya’a (modestia, timidez, recato)”.[Transmitido por Ibn Majah]

Un verdadero ejemplo a seguir La historia de nuestro amado Profeta Ibrahim sws.



Nombre de Allah, El Misericordioso, El Compasivo Glorificado sea quien con su luz nos ha sacado de la oscuridad, y nos ha enviado a sus mensajeros para indicarnos el camino recto y el sendero de la felicidad y el éxito.
Y todas sus bendiciones y paz sean sobre sus siervos profetas y mensajeros desde Adán hasta Muhammad, y sobre sus seguidores hasta el día del juicio. 
El hadj, El día de Arafaa, El Eid o la fiesta del sacrificio del cordero, son ritos muy importantes para los musulmanes, y coinciden todos en la misma época del año: Los primeros días del último mes del calendario islámico (Dul Hiyah).Además de estar unidos por el factor del tiempo, todas esas formas de adorar a Allah tienen algo en común y es que nos recuerdan a un gran personaje muy querido para todos: Nuestro padre Ibrahim.
Cada etapa del Hadj es un homenaje a Ibrahim y su familia, y los más de dos millones de creyentes que peregrinan a Meca cada año, viven y sienten grandes momentos de la vida de ese gran profeta, siguen sus pasos y le conocen muy de cerca.
Por eso, he visto conveniente, hablar un poco de su vida y contar a grandes rasgos, los momentos más significativos de ella… Es el padre de los creyentes, y qué pena que mucha gente sepa hasta los mínimos detalles de la vida de Beckam y Madonna, y no conozca a su padre Ibrahim!!!
Me gustaría, antes de empezar, pedirle a cada uno que siente y piense en lo que vaya a leer a continuación, no es una historia cualquiera, es tu padre y el mío e inshaa Allah le veremos en la vida eterna y en vez de decirle: “Quién eres? No te conozco…” Irás corriendo a abrazarle y besarle su mano.
Las historias que nos cuenta el Corán son para reflexionar y pensar, sacar conclusiones y aplicárnoslas a nuestra vida… Y aprendemos para compartir y enseñar a los demás, sino sería un conocimiento inútil del que nuestro profeta Muhammad (s.a.s) decía: “Señor mío!!! Me refugio en ti de un conocimiento inútil.” (Es decir, protégeme y sálvame de un conocimiento inútil)
” En su historia hay una lección para los que saben reconocer lo esencial. Y no es un relato inventado, sino una confirmación de lo que ya tenían, una aclaración precisa de cada cosa y una guía y una misericordia para gente que cree.” Sura 12/ Aleya 111
Hablar de Ibrahim es hablar de un joven creyente, recto y muy valiente, convencido de su fe y orgulloso de sus principios, luchador por una causa justa a la que decidió dedicar su vida y muy paciente en los momentos duros… Un joven que no quiso ser uno cualquiera y conformarse con lo que su gente hacía, nació y creció en una época de mucha corrupción y oscuridad, aún así y a pesar de estar solo y tener muchos enemigos, no se resignó y siguió adelante… Con una personalidad firme y una visión muy sabia y clara a los conflictos según el lugar y el momento. La vida de Ibrahim son todas lecciones en fe y confianza en Allah, amor y sinceridad… Nos enseña a tener a Allah por encima de todo y dejarlo todo si hace falta por él.
:: Su Infancia y Juventud:
Algunas lecciones de la vida del profeta Ibrahim
Algunas lecciones de la vida del profeta Ibrahim
Ibrahim nació en Babel en una época de mucha corrupción y una tribu pagana. Su gente adoraba el sol y la luna, además de ídolos que se hacían ellos mismos. Su padre se llamaba “Azar” y su madre “Buna”, ambos descendientes de “Sam” hijo de “Nuh”. Tuvo la sabiduría y la guía de Allah muy joven.
” Es verdad que anteriormente le dimos a Ibrahim la dirección correcta para él; y tuvimos conocimiento suyo” Sura 21/ Aleya 51
Mirando a su alrededor, Ibrahim vio ignorancia y oscuridad. Adorar ídolos a parte del creador era lo más normal entre la gente, pero eso no hizo que Ibrahim lo aceptara, ni mucho menos que lo siguiera… Cuestionaba la veracidad de la religión de sus padres que carecía de lógica y claridad, escuchó a sus sentimientos y siguió la razón para empezar un camino de búsqueda a su creador y adorarle de la forma que éste quisiera y no la que quisieran los deseos de las criaturas.
:: Buscando al verdadero Dios:
” Así fue como mostramos a Ibrahim el dominio de los cielos y de la tierra para que fuera de los que saben con certeza. Y cuando cayó sobre él la noche, vio un astro y dijo: Este es mi Señor, pero cuando desapareció, dijo: No amo lo que se desvanece. Y cuando vio que salía la luna, dijo: Este es mi Señor. Pero al ver que desaparecía, dijo: Si mi Señor no me guía seré de los extraviados. Y cuando vio el sol naciente, dijo: Este es mi Señor pues es mayor; pero cuando se ocultó, dijo: ¡Gente mía, soy inocente de lo que asociáis! Dirijo mi rostro, como hanif, a Quien ha creado los cielos y la tierra y no soy de los que asocian. Su gente lo refutó y él dijo: ¿Me discutís sobre Allah cuando Él me ha guiado? No temo lo que asociáis con Él, excepto lo que mi Señor quiera. Mi Señor abarca con Su conocimiento todas las cosas. ¿Es que no vais a recapacitar? ¿Y cómo habría de temer lo que asociáis, cuando vosotros no teméis asociar con Allah aquello con lo que no ha descendido para vosotros ninguna evidencia? ¿Cuál de las dos partes tiene más motivos para estar a salvo, si sabéis?” Sura 6/ Aleya 75-81
Ibrahim estudiando una comparación de religiones y formas de adorar a Dios para encontrar el camino recto que el creador marcó para todas sus criaturas… Observaba el astro, la luna y el sol, buscando a Dios que coincidiera con la definición natural que toda persona lleva en su interior. Un proceso que todos hemos seguido alguna vez a lo largo de nuestra vida, buscar la verdadera religión y llenar ese vacío que tenemos ahí dentro, un vacío enorme que únicamente puede llenarse con la fe correcta en Allah y su amor que provoca paz y tranquilidad.
Después de buscar y mucho reflexionar y pensar, llegó a una conclusión: Someterse y adorar de forma directa y sin intermediarios al creador del universo, sin asociarle nada… Hablarle al que todo lo ve y todo lo oye, pedirle todo al dueño de todo, agradarle y amarle al que nos distinguió de entre todas sus criaturas y nos puso por encima de todas ellas… Ibrahim descubrió el camino recto, con la ayuda de Allah y tratando el tema con seriedad y sinceridad, pidiéndole en todo momento a Allah que le ayudara y le mandara señales de guía… Ibrahim llega al islam, la actualización de la Fitrah (El estado natural del ser humano), y descubre una verdad que todo el mundo por aquél entonces desconocía… Qué vas a hacer Ibrahim?
Vas a seguir la religión de tus padres y olvidar lo demás, para no complicarte la vida y no ofender a tu gente? Pero si todos son así, por qué vas a ser tu diferente? Qué más da?
Ibrahim no era de este tipo, era un joven inteligente que sabía clasificar las prioridades… sus padres, aunque claro está que querían el bien para su hijo, al fin y al cabo son personas que pueden equivocarse… seguir la religión de ellos no era nada seguro para él. Y ahora, va a ser el único musulmán en todo el planeta, convencido de su elección y de estar en lo correcto, cómo hacérselo ver a sus padres? Ibrahim!! Lo que quieres hacer es muy peligroso y arriesgado, te van a hacer la vida imposible y eso de ser musulmán es una innovación para ellos, se van a burlar de ti y pueden acabar contigo si se enteran de esto… Ibrahim estaba muy convencido y me contestaría: “Acaso no estoy en lo cierto? Por qué esconderme? He descubierto la verdad y no pienso callarme, se trata de la salvación del fuego y la garantía de una vida eterna feliz… Allah es más grande y estará conmigo”


:: Ibrahim y la oposición de su padre:
Primero decide compartir el islam con sus padres y luego con su gente, y el Corán nos cuenta la famosa discusión que tuvo con su padre:
” Y recuerda en el Libro a Ibrahim, él fue realmente sincero y profeta. Cuando dijo a su padre: ¡Padre mío! ¿Por qué adoras lo que ni oye ni ve ni te sirve de nada? ¡Padre! Me ha llegado un conocimiento que no te ha llegado a ti, sígueme y te guiaré por un camino llano. ¡Padre! No adores al Shaytán, pues ciertamente el Shaytán es rebelde con el Misericordioso. ¡Padre! Temo de verdad que te llegue un castigo del Misericordioso y seas de los que acompañen al Shaytán. Dijo: ¿Acaso desprecias a mis dioses, Ibrahim? Si no dejas de hacerlo te lapidaré; aléjate de mí durante mucho tiempo. Dijo: Paz contigo, pediré perdón por ti a mi Señor, es cierto que Él es Complaciente conmigo. Me alejaré de vosotros y de lo que adoráis fuera de Allah e invocaré a mi Señor, tal vez no quede decepcionado en mi súplica de Él.” Sura 19/ 41-48
No le hizo caso el padre… Ibrahim muy dolido, decidió no detenerse y seguir adelante… Su misión era mucho más importante. Se caso con “Sara”, y ella fue la primera persona que creyó en él y le apoyó en su lucha. La mujer era estéril, pero eso no cambió nada, vivieron una relación de amor maravillosa.
:: Ibrahim con su gente:
Ibrahim amplió el círculo y se dirigió a su gente para invitarles a someterse a Dios y abandonar la idolatría. Aguantó las burlas y críticas de ellos, y probó con ellos todos los métodos, pero no había forma…
” Cuéntales la historia de Ibrahim, cuando le dijo a su padre y a su gente: ¿Qué es lo que adoráis? Dijeron: Adoramos ídolos a cuyo culto estamos dedicados. Dijo: ¿Acaso os escuchan cuando los invocáis? ¿ U os benefician u os perjudican? Dijeron: Sin embargo encontramos a nuestros padres que así hacían. Dijo: ¿Habéis visto lo que adoráis vosotros y vuestros padres antiguos? Ellos son mis enemigos, al contrario del Señor de los mundos. Que me creó y me guía. Que me alimenta y me da de beber y que, cuando estoy enfermo, me cura. Y el que me hará morir y luego me devolverá a la vida. Y de Quien espero con anhelo que me perdone las faltas el Día de la Rendición de cuentas. ¡Señor mío! Dame juicio y tenme entre los justos.” Sura 26/Aleyas 69-83



:: La destrucción de las estatuas:
Decidió un día enseñarles una lección y hacerles ver que sus ídolos eran mucho más pobres y débiles que ellos… Cómo podía alguien adorar a un dios que él hacía con sus propias manos? Destruyó sus estatuas para decirles: Si fueran dioses de verdad, se habrían defendido… Cómo queréis que éstos os salven si no se han podido salvarse ellos?
” Es verdad que anteriormente le dimos a Ibrahim la dirección correcta para él; y tuvimos conocimiento suyo cuando le dijo a su padre y a su gente: ¿Qué son estas estatuas a las que dedicáis vuestra adoración? Dijeron: Encontramos a nuestros padres adorándolas. Dijo: Realmente vosotros y vuestros padres estáis en un evidente extravío. Dijeron: ¿Nos traes la verdad o eres de los que juegan? Dijo: Muy al contrario. Vuestro Señor es el Señor de los cielos y de la tierra, Quien los creó. Y yo soy uno de los que dan testimonio de ello. Y por Allah que he de tramar algo contra vuestros ídolos una vez que hayáis dado la espalda.” Sura 21/ 7-51
No había forma de derrotar la soberbia de su gente y sacarles de la oscuridad… Decidieron quemarlo vivo en público, para vengar a sus dioses, pero Ibrahim confiaba en que Allah no le iba a abandonar y que era el único que le podía salvar… Decía: “No hay dios sino Tú, señor mío… Glorificado seas… Todas las alabanzas para ti… De ti es el reino absoluto, no tienes socio… “
Aprendió de su experiencia en la vida que el único que podía dar o quitar es Allah, el único controlador y dueño en este universo es Allah, el único creador y poderoso es Allah… Por qué dejarle a él y pedir a criaturas débiles e ignorantes?
Ibrahim era consciente de que la vida es muy corta y el retorno tarde o temprano es a Allah… confiaba en su justicia y sabiduría absolutas.

:: Ibrahim arrojado en el fuego:

Cuando lo lanzaron al fuego, ocurrió un milagro que le dio más fuerza a Ibrahim y confianza en Allah… Le protegió Allah en medio del fuego y le ordenó que no hiciera daño a su querido Ibrahim. Se dice que el arcángel Gabriel le vino justo antes a Ibrahim para ver si quería algo, y él le contestó: “De ti no quiero nada…. Pero de Allah sí, y él me ve y me conoce mejor que nadie… Él sabe lo que oculto en mi interior y sabe lo que quiero!!!”

:: La emigración por su fe:
Ibrahim con su mujer, y su sobrino Lut (el profeta Lut, otro de sus seguidores), decidió abandonar a su gente y emigrar a otra tierra segura donde podía adorar a Allah y cumplir su misión con libertad… Salió muy dolido, perdió a su querido padre y a su gente… pero lo hacía por Allah, y quien deja algo por Allah, Allah le recompensa con lo mejor…
Efectivamente, así fue… Ibrahim perdió a su padre, y se convirtió en el padre de los creyentes hasta el último día… Todos los profetas y mensajeros que vinieron después, fueron descendientes suyos… y todos los creyentes, seguidores de su tradición… Musulmanes, sumisos a Allah, como él… Así es como premia Allah a sus siervos creyentes y sinceros.
Emigró de Babel a “Asham” (Siria actualmente), luego a Egipto y de allí se fue con su mujer a Jerusalén. Y no dejaba de insistir a la gente que volviera a Allah, le dolía ver a los demás perdidos en la oscuridad y no se cansaba de intentar una y otra vez con todos… Con los pobres y los ricos, los cultos y los ignorantes, los hombres y las mujeres… El islam está hecho para todos y Allah es el creador de todos.
“Y Lut creyó en él y dijo: He de emigrar por mi Señor, es cierto que Él es el Inigualable, el Sabio.” Sura 29/ Aleya 26
” Y a él y a Lut los pusimos a salvo en la tierra que habíamos hecho bendita para todos los mundos.” Sura 21/Aleya 71
:: El desafío al rey Namrud:
Le vemos atacando la corrupción y desafiando a un rey injusto de su época, quien explotaba a las personas y con su orgullo llego a considerarse el dueño y el dios de ellos… Así es como nos cuenta el Corán la historia:
” ¿No has visto a aquel que, porque Allah le había dado soberanía, desafió a Ibrahim discutiéndole a su Señor? Dijo Ibrahim: Mi Señor da la vida y da la muerte. Dijo él: Yo doy la vida y doy la muerte. Dijo Ibrahim: Allah trae el sol desde el oriente, tráelo tú desde occidente. Y quedó confundido el que se negaba a creer.” Sura 2/ Aleya 258
El rey mandó a dos hombres y ordenó matar a uno y dejar el otro, y con eso quiso demostrar a Ibrahim que él daba la vida y la quitaba a quien quisiera….!!! La ignorancia si además se junta con el poder y la injusticia en la misma persona, hacen de ésta un monstruo con el que es difícil dialogar… Ibrahim no quiso seguir con el mismo argumento y desafió al rey con otro, le pidió que cambiase el orden del universo si tan poderoso se creía, que trajera el sol desde occidente en vez de oriente… y entonces fue cuando el “poderoso” rey se quedó con la boca abierta y se dio cuenta de su debilidad e ignorancia. Nos enseña Ibrahim que las pruebas de demostrar la existencia y poder absoluto de Allah son infinitas, hay que elegir las más adecuadas para cada persona…. No insistir a los ignorantes y a los que no quieren ver, sino hablarle a cada uno según su mentalidad… Y todos los caminos llevan al islam. Eso sí, el idioma oficial del Corán y del islam es la lógica y la razón, un idioma que todas las personas dominan aunque algunas personas no lo usan, con éstas no se llega a ningún lado dialogando, mejor dejarlas.
Ibrahim ya va por los ochenta años y además de enseñar y transmitir el mensaje de Allah, aprendió mucho de su misión… Confianza en Allah, amor al dueño de los corazones, paciencia en las dificultades, esperanza hasta el último momento, luchar por lo justo hasta la muerte y esperar el descanso en la otra vida no en esta… Ibrahim aprendió y de él aprendemos nosotros que Allah nunca abandona a sus siervos fieles y que nos puede probar con lo bueno y lo malo, lo que nosotros vemos como bueno no siempre es bueno y lo malo puede ser en el fondo muy bueno.
:: Su primer Hijo Ismael:
Ibrahim a esta edad necesita a alguien que le sucediera y siguiera su misión, pero para no herir a su mujer, nunca se lo dijo y lo dejó como secreto entre Allah y él… Una mujer creyente y sabia como “Sara” se dio cuenta de ello y puso la voluntad de Allah por encima de la suya, y el amor a su causa por encima de su relación con su marido cuando le pidió que se casara con “Hayar”, una sirvienta suya que les acompañó de Egipto, para que tuviera hijos de ella y siguiesen su camino.
Obtuvo Ibrahim con “Hayar” un hijo, Ismael, y se cumplió su deseo a esa edad (Se dice que tenía 86 años aproximadamente) y le quería muchísimo. Pocos meses después, vino la orden de Allah para que Ibrahim llevase a Hayar e Ismael a una tierra lejana y desértica. Se cuenta que fue una forma de recompensar a Sara por su paciencia y porque se sentía celosa de Hayar… Allah no quiso que Ismael y Hayar rompieran la relación de amor de muchos años entre Ibrahim y Sara. Fue otra prueba para Ibrahim, abandonar a parte de su familia en el desierto sin compañía, pero tratándose de una orden de Allah, seguramente lo que viene después sea para su beneficio.
Llevó a Hayar e Ismael a Meca, en medio del desierto de Arabia, una tierra abandonada. Les dejó allí y enseguida dio la vuelta para que no hiciera caso a sus sentimientos y se arrepintiera… Hayar preguntándole: “Nos vas a abandonar aquí? Cómo te vas a ir y nos dejas aquí solos?” Y así se lo repitió varias veces… Y el hombre paciente y creyente en Allah sin decirle nada, hasta que le preguntó la mujer : “Es una orden de Allah?” Le contestó él: “Sí” y Hayar le dijo: “Entonces, vale, ve a donde te tienes que ir, Allah nos cuidará y no nos va a abandonar”… Cuando la educación, los sentimientos y los pensamientos de una persona están sometidos a la fe en Allah, el resultado son estos: Una mujer que acepta estar sola en el desierto con un hijo de pocos meses sin su marido, con comida y agua para unos días, sin compañía ni protección… Pero eso sí, con mucha fe y amor a Allah, y eso nos enseña que se puede prescindir de todo en esta vida, de todo me refiero a cosas y personas… Teniendo a Allah, tienes la fuente de todo lo que puedas necesitar y más… Pero se puede vivir sin Allah?
Dice Ibn Ataa Allah Asskandari: “Señor mío!!! Qué ha perdido el que te ha encontrado? Y qué le queda al que te ha perdido?”
Abandonó a su hijo recién nacido Ismael y a su madre Hayar en Meca, y se fue hasta que llegó a un sitio donde ya no le podían ver y levantó sus manos hacia Allah… Y qué maravilla es dirigirte a Allah cuando todo el mundo te abandona!!! Sentirte pobre delante de él, inclinarte y agachar la cabeza, estar donde deberías estar y expulsar la soberbia de tu corazón… Esa humillación te da valor y honor, te enseña no inclinarte delante de nadie que no sea tu creador y no pedirle a nadie sino al único que te puede dar o quitar.
Ibrahim se dirigió a Allah y le pidió:
” ¡Señor nuestro! He hecho habitar a parte de mi descendencia en un valle en el que no hay cereales, junto a tu Casa Inviolable; para que, Señor, establezcan la Oración; así pues haz que los corazones de la gente se vuelquen hacia ellos y provéeles de frutos para que puedan agradecer.” Sura 14/ Aleya 37
:: Un Gran Homenaje:
La respuesta de Allah fue un gran homenaje, como bien se merece, a su querido profeta Ibrahim, que le hacen los creyentes cada año y así será hasta el día del juicio… Cada año, millones y millones de corazones se dirigen hacia ese lugar… No lo hacen por turismo porque Meca no tiene monumentos, ni paisajes ni nada atractivo… Lo hacen para adorar al uno único, cumplir con un gran pilar del islam, El Hadj o La peregrinación a Meca…. Siguiendo los pasos de nuestro padre Ibrahim y aprendiendo de sus sacrificios por Allah y por su fe.
La respuesta de Allah fue: “Y llama a la gente a la Peregrinación, que vengan a ti a pie o sobre cualquier montura, que vengan desde cualquier remoto camino.” Sura 22/ Aleya 27
Una invitación oficial a todos los creyentes del planeta y de todas las edades, clases sociales y épocas, de todas las culturas y razas, a ser el Ibrahim en su época, el Ibrahim de su familia, el Ibrahim de su sociedad y no someterse ni inclinarse ni arrodillarse a nada y a nadie, sino al creador del universo: La ilaha ila Allah!!! (No hay más dios sino Dios)… Te da valor, honor, tranquilidad, certeza, paz… La ilaha ila Allah es la llave del éxito y la fuente de la felicidad, es el pase al paraíso y la felicidad permanente.
Cada año, millones de personas de todas partes del planeta contestan: Labayka Alahumma Labayk, Labayka la charika laka Labayk… Inna Alhamda, wa Annimata laka wa Al Mulk… La charika lak.
(Acudo a tu llamada señor mío, acudo a tu llamada, tú que no tienes socio.. Todas las alabanzas son para ti, eres el dueño de todas las bendiciones y del reino absoluto… No tienes socio)
Hayar permaneció con su hijo confiando en que Allah se iba a hacer cargo de ellos. Se quedaron sin comida y sin agua… La mujer subió a una montaña cercana llamada “Assafa” para ver si aparecía alguien, y caminó hasta la montaña de “Al Marwa” y no vio a nadie… Empezó a preocuparse por su hijo, a quien veía sufriendo de hambre y sed… Hizo el mismo recorrido entre “Assafa” y “Al Marwa” siete veces y no vio a nadie… Entonces fue cuando levantó sus manos y se dirigió a Allah…. Ahora Hayar!!!! Ahora es cuando has captado el mensaje de Allah… Si necesitas algo pídeselo a Allah directamente y antes que cualquier otra cosa… No pidas a quienes son tan pobres e ignorantes como tú… No busques a quienes están tan perdidos como tú… No te fíes del todo en quienes pueden estar más equivocados que tú… En los momentos de apuro, cuando se te cortan todas las posibilidades, se cierran todas las puertas, fracasan todas las causas… Quién te puede salvar sino Allah? Quién te puede ayudar sino Allah? Y en esos momentos es cuando se despierta esa “Fitra” y ese conocimiento a Allah hasta a los llamados “ateos”.
En esos momentos, Hayar escuchó un ruido cerca de Ismael y cuando dio la vuelta vio a un ángel cavando en la tierra y explotó la fuente de “Zam Zam”… Un signo de Allah para toda la humanidad, un agua milagrosa y una fuente que hasta ahora supone un desafío para la ciencia moderna… Dicen los científicos que la edad media de una fuente es de 500 años o la de “Zam Zam” lleva más de 5000 según los investigadores y en medio del desierto, y sigue viva y no hay riesgo de que se seque… Subhana Allah!!! El agua de “Zam Zam” es diferente al agua que conocemos, tanto en sabor como en composición, se usa en medicina y en muchas investigaciones científicas. Nos dice nuestro profeta que esa agua es una medicina, con orden de Allah, para todas las enfermedades…
Ir entre “Assfa” y “Al Marwa” es un rito obligatorio del Hadj, los peregrinos a Meca andan siete veces entre las dos montañas y terminan bebiendo de Zam Zam… Exactamente como lo hizo nuestra madre Hayar… Es como si Allah nos quisiera decir: “Tenéis ejemplo en Hayar para que aprendáis a confiar en mí y pedirme sólo a mí… Haced lo mismo que ella y seguid sus pasos”
” Safa y Marwa son parte de los ritos de Allah; así pues, quien peregrine a la Casa o la visite, no incurrirá en falta si hace el recorrido entre ambas (colinas).El que haga espontáneamente un bien... Allah es Agradecido y Conocedor.” Sura 2/ Aleya 158
En su camino de vuelta, Ibrahim dolido por abandonar a su hijo recién nacido a quien quería muchísimo y a su mujer Hayar… Pero confiando en su señor, él sabe y nosotros no sabemos, todo lo que venga de Allah, bienvenido sea… Le vino el shaytán, el enemigo de la humanidad que siempre está allí para apartarles del camino de Allah, para seducirle y hacer que se arrepintiera y desobedeciera la orden de Allah… No le conoció al principio y resistía a sus tentaciones… “Cómo puedes ser tan cruel de dejar a una mujer sola en el desierto? Cómo puedes dejar a tu querido hijo Ismael? Esta no puede ser una orden de Allah… Estarás confundido… Vuelve a ellos, un creyente no haría esto por su familia…” El shaytán te ataca por el camino que más conozcas… Si eres creyente en Allah, te cubrirá el mal con un vestido de fe en Allah… Y como forma de desafiar esas tentaciones, Ibrahim cogía piedras y le pegaba…. Lapidaba el shaytán y con ello superaba las tentaciones y los deseos… Los deseos del ego, que si se siguen llevan directamente a la perdición… y el camino de Allah, aunque sea difícil a veces, es un camino seguro y beneficioso… Así fue hasta que Ibrahim se dio cuenta de que era el shaytan y “le conoció” o “Arafaa”…
”Arafaa” significa “Le conoció”, y fue en un sitio cerca de Meca, en la montaña de la misericordia donde está enterrado nuestro padre Adán… “Le conoció” y llegó a vencerle… El shaytán no es fuerte, se hace fuerte si nosotros se lo permitimos y le abrimos las puertas para atacarnos… Prometió desviar a los hijos de Adán, pero Allah le contestó:
” Realmente no tienes ninguna autoridad sobre Mis siervos a excepción de los extraviados que te sigan.” Sura 15/ Aleya 42
En el mismo sitio donde lo hizo nuestro padre Abraham, recorriendo el mismo camino y de la misma forma, los peregrinos a Meca Lapidan al shaytán desafiando a sus deseos y tentaciones, y visitan “Arafaa” el día 9 de “Dul Hiyah”… Son ritos de la peregrinación que todo musulmán debe seguir y de los cuales hay que sacar las conclusiones y aprender que para estar en el camino recto hay que luchar… Si quieres seguir en lo justo y lo correcto, prepárate para tener muchos enemigos… Prepárate para las burlas y críticas de los demás… Prepárate para las tentaciones del demonio y los deseos del ego… Tienes que vencer a todo eso, y si lo consigues, saboreas la dulzura de la fe… Muchos sabrán de lo que estoy hablando, pero otros muchos pobres no… Nada tiene que ver con los deseos de la vida mundanal que duran pocos minutos y causan miles de perjuicios… Estoy hablando de un sabor que te hace el más rico aunque no tengas un duro, y el más fuerte aunque estés en la cama esperando la muerte… Decía Ibn Al Qayyim: “En algunos momentos, siento un sabor de fe en mi corazón, que termino diciendo: Si la gente del paraíso sintiera lo mismo que yo eternamente, sería suficiente!!!”
El día de “Arafaa” es el mejor día de todo el año porque es cuando uno se para a pensar y a “conocerse” a sí mismo y a sus desafíos en la vida… a descubrir sus puntos débiles y a repasar su trayectoria en la vida… a puntualizar cada etapa y corregir los errores… Es un día muy importante para estar con Allah y meditar, estar con él a solas y hablarle, dejarlo todo y reconciliarse con él.
Volvió Ibrahim al lado de su mujer Sara. Abandonar a Hayar e Ismael en Meca, no debilitó la fe de Ibrahim lo más mínimo y siguió en su misión… Pase lo que pase, debes tener un objetivo muy grande en tu vida y una misión que cumplir y que no sea vea afectada por nada, aunque lo pierdas todo… En la misma época, el profeta Lut estaba cumpliendo con su misión en Median, advirtiendo a su gente que dejara las aberraciones y volviera a Allah, éstos no le siguieron y Allah les mandó su castigo.
:: El nacimiento de Isaac:
Los mismos ángeles que iban a castigar a la gente de Median, visitaron a Ibrahim y su mujer Sara llevándoles una buena noticia: Allah les iba a dar un hijo, Isaac, después de muchos años juntos… La respuesta del duáa nunca se sabe cuando llega, pídele a Allah todo y no te precipites, la respuesta llega en el mejor momento… Moisés le pidió a Allah que le salvara del Faraón y le castigara, y después de 40 años, llegó la respuesta de Allah!!! 40 años esperando un duáa, sin desesperarse ni perder la fe en Allah… Esos fueron enviados de Allah, y son ejemplos a seguir para nosotros… Allah sabe mejor que tú cuando es el mejor momento para darte lo que tú le pides, aprende a tener paciencia y mucha confianza en Allah, con el duáa.
“Y fueron Nuestros mensajeros a Ibrahim a llevarle las buenas noticias y dijeron: Paz, contestó: Paz; y no tardó en venir con un becerro asado. Pero al ver que no tendían sus manos hacia él, le pareció extraño y sintió miedo de ellos. Dijeron: No temas, hemos sido enviados a la gente de Lut. Y su mujer, que estaba de pie, se rió y le anunciamos a Ishaq y después de Ishaq a Yaqub. Dijo: ¡Ay de mí! ¿Cómo voy a parir si soy vieja y éste mi marido es un anciano? ¡Realmente esto es algo asombroso! Dijeron: ¿Te asombras del mandato de Allah? ¡Que la misericordia de Allah y Su bendición sean con vosotros, gente de la casa! Cierto que Él es Digno de alabanza, Glorioso.” Sura Hud/ Aleyas 69-73
Está vida está llena de pruebas difíciles y exámenes hasta el último momento, y esas pruebas para los creyentes en Allah tienen su recompensa: Aumentan su fe, les purifican de errores, fortalecen su relación con Allah…etc, y cuanto más fe en Allah tengas, más duras son los pruebas, por eso, lo que más sufrieron por Allah, fueron sus profetas y mensajeros.
Nuestro padre Ibrahim, hasta el último momento de su vida, fue superando prueba tras otra y aprobando todos los exámenes a los que Allah le sometía… El siguiente fue muy duro: Tuvo un sueño de que estaba degollando a su hijo Ismael… Su hijo que tuvo superados los ochenta años y al que quería muchísimo, pero la orden se tiene que cumplir… Pero es un sueño? Podía asegurarse antes o algo? No, los sueños de los profetas son revelaciones de Allah, y si Allah lo dice, se cumple y punto. Esa fue la decisión de Ibrahim… Y fue a proponérselo a su hijo, no para consultarle si lo hacía o no, sino para avisarle y prepararle… Cuál fue la respuesta del hijo? Qué nos podemos esperar de un joven educado por Ibrahim? Fue un sí, sin discusión… Si Allah lo dice, bienvenido sea… Ya está, no hay más.
” Y dijo: Me voy hacia mi Señor, Él me guiará. ¡Señor mío! Concédeme una descendencia de justos. Y le anunciamos un niño que habría de tener buen juicio. Y cuando éste alcanzó la edad de acompañarle en sus tareas, le dijo: ¡Hijo mío! He visto en sueños que te sacrificaba, considera tu parecer. Dijo: ¡Padre! Haz lo que se te ordena y si Allah quiere, encontrarás en mí a uno de los pacientes. Y cuando ambos lo habían aceptado con sumisión, lo tumbó boca abajo. Le gritamos: ¡Ibrahim! Ya has confirmado la visión que tuviste. Realmente así es como recompensamos a los que hacen el bien. Esta es, de verdad, la prueba evidente. Y lo rescatamos poniendo en su lugar una magnífica ofrenda Y dejamos su memoria para la posteridad. Paz para Ibrahim.” Sura 37/ Aleyas 99-109
Qué pasó? Ibrahim, teniendo clara su decisión, llevó a su hijo para degollarle, como diciéndole: “Hijo mío!!! Yo te quiero mucho, pero tengo a Allah por encima de ti, quiero a Allah más que a ti y si me pide esto, lo tengo que cumplir…!” Pero justo cuando iba a pasar el cuchillo por su cuello, cuando superó la prueba, Allah le mandó un cordero del paraíso para que lo degollara y se salvó su hijo Ismael… Y de ahí viene el sacrificio del cordero que hacen los musulmanes cada año, o la llamada fiesta del Cordero, para recordar esos momentos y rendirle homenaje a ese gran profeta y a ese gran hijo creyente y valiente.
” Ni su sangre ni su carne ascienden a Allah, lo que llega a Allah es vuestra piedad. Así es como os los ha puesto a vuestro servicio para que ensalcéis a Allah por haberos guiado. Y da las buenas noticias a los que hacen el bien. “ Sura 22/ Aleya 37
Se dice que Allah vio que Ibrahim quería muchísimo a su hijo Ismael, y Allah le ordenó que lo degollara para disciplinar ese amor excesivo… Para que se diera cuenta de que Ismael era su hijo pero antes que eso una persona, y a cualquier persona hay que darle el valor que se merece, tanto si le das más como si le das menos, estarías siendo injusto con ella… Y el musulmán cada año, al sacrificar el cordero, recuerda esos momentos y degüella sus deseos y pasiones, el amor excesivo a otras cosas o personas, dejando a Allah el puesto número uno sin competencia. Nos acordamos de Cómo llegó un hombre a casi degollar su hijo por Allah, y lo comparamos con nuestra relación con Allah… Es una forma de vaciar tu corazón y organizar tus “amores”… Allah primero, y luego preguntarle a él: “A quién quieres que ponga detrás de ti?” El profeta, y luego? Tus padres, porque primero se lo debes todo a Allah, y luego sin el profeta, ahora no serías musulmán ni sabrías nada del Corán, y luego tus padres porque son las personas que más te dieron y más sufrieron por ti, y luego a las demás personas y cosas… Querer por Allah y odiar por Allah, es una señal de fe… Quiero algo porque Allah lo quiere, y odio algo porque Allah lo odia.
”Llegará a saborear la fe quien cuyos deseos coincidan con este asunto (el islam)” Dijo el profeta. Es difícil de conseguir eso y sentirlo, pero merece la pena luchar por ello… Es disciplinar tu ego y tus deseos hasta que lleguen a coincidir con lo que dice el islam.
:: La Construcción de la casa:
La Kaaba, o la primera casa de Allah sobre el planeta tierra, en cuya construcción participaron muchos profetas… Les llegó el turno al profeta Ibrahim y su hijo y sucesor Ismael para dejar sus huellas… Fue como un premio de Allah que dio a su siervo y profeta Ibrahim en los últimos años de su vida, por su gran labor y su lucha por Allah… Fue el diploma después de aprobar todos los exámenes… Llegó en forma de revelación divina que reconstruyera la Kaaba después de haberse derrumbado, acompañado con su hijo Ismael, cumplieron la misión con éxito, y nos describe el Corán su estado:
” Y cuando tu Señor puso a prueba a Ibrahim con palabras que éste cumplió, le dijo: Voy a hacer de ti un dirigente y un ejemplo para los hombres. Dijo: ¿ Y lo harás también con mis descendientes? Dijo: Mi pacto no alcanza a los injustos. Y cuando hicimos de la Casa un centro de reunión y un lugar seguro para los hombres que adoptaron la estación de Ibrahim. Habíamos pactado con Ibrahim e Ismael que mantuvieran pura Mi casa para los que cumplieran las vueltas en torno a ella, los que allí permanecieran y los que se inclinaran y postraran. Y cuando dijo Ibrahim: ¡Señor mío! Haz de este territorio un lugar seguro y provee de frutos a aquéllos de sus habitantes que crean en Allah y en el Último Día. Dijo: Y al que se niegue a creer, lo dejaré disfrutar un tiempo y luego lo llevaré a rastras al castigo del Fuego. ¡Qué mal fin! Y cuando Ibrahim e Ismael erigieron los fundamentos de la Casa: ¡Señor, acéptanoslo! Tú eres Quien oye, Quien sabe. ¡Señor nuestro! Haz que estemos sometidos a Ti y haz de nuestra descendencia una comunidad sometida a Ti. Enséñanos a cumplir nuestros ritos de adoración y vuélvete a nosotros, realmente Tú eres Quien se vuelve en favor del ciervo, el Compasivo. ¡Señor nuestro! Envíales un mensajero que sea uno de ellos, para que les recite Tus aleyas (signos), les enseñe el Libro, la Sabiduría y los purifique. Es cierto que Tú eres el Poderoso, el Sabio.” La vaca/ Aleyas 124- 129
Construyendo la casa y levantando los pilares, les preocupaba si Allah si lo iba a aceptar o no y le pedían: “Oh Allah!!! Aceptádnoslo, tú eres quien lo oye todo y lo sabe todo”. La cosa no termina en adorar a Allah, sino en que lo hagas de forma correcta y te lo acepte… En el salat, es un gran honor para cada persona que Allah le permita postrarse delante de él, pero lo más importante es que te lo acepte!!! Lo mismo con el ayuno, el hadj, la limosna y el dikr… “Se te puede abrir la puerta de adorar a Allah, y no la del aceptar esa adoración” Como decía un gran sabio… Son dos puertas, si se te abre la primera, no te quedes ahí y esfuérzate para que se te abra la siguiente también.
Veo que me he extendido mucho, y voy a concluir con un Hadiz que nos resume perfectamente toda la vida del profeta Ibrahim y las lecciones que se pueden sacar de la misma…
”Quien deja algo por Allah, Allah le recompensará con algo mejor” Dijo el profeta Muhammad.
Es un Hadiz que todos conocemos, pero lo aplicamos?
Cuántas veces has dejado el salat por estar con unos amigos, ver la tele, ir al cine???? O cuántas veces has dejado una conversación por Messenger para ir a hacer el salat? Como ves son pruebas muy sencillas, pero que desgraciadamente muchas veces las suspendemos… Espero que inshaa Allah leer esta historia de nuestro querido profeta y padre Ibrahim nos haga reflexionar y pensar, nos ayude para sentir mejor estos benditos días y cambie algo en nuestra vida.

Autor: Abdel aziz Hammaoui

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Islam Quotes Of the day

Se ha producido un error en este gadget.